domingo, 23 de octubre de 2016

SITUACIÓN MAGISTERIAL PERUANA Y 100 DÍAS DE NUEVO GOBIERNO

Casi a 100 días de nuevo Gobierno en el Perú: ¿Cuál es la situación de los maestros peruanos?, ¿Qué modificaciones se han dado con el Gobierno de Kuczinski? Y ¿Qué perspectivas en materia de política magisterial, según el Proyecto de Presupuesto General de la República del Perú 2017?

Abordaremos estas cuestiones en dos entregas. En este primer análisis, nos detendremos en la preguntas inicial, priorizando algunos aspectos centrales de política magisterial.


CANTIDAD Y SITUACIÓN LABORAL


1.    POBLACIÓN DOCENTE.- Para fines del año pasado (2015), hemos tenido laborando como docentes a unos 523,304 peruanos y peruanas en el Sector Público y Privado. En el presente año (2016), la población magisterial del Sector Público y Privado ha llegado a los 548,621 docentes. (Fuente, MINEDU-Escale, reportando el Censo Escolar 2015 y 2016)

2.    PRIVATIZACIÓN DEL TRABAJO DOCENTE. Viendo los datos del MINEDU-Escale, este año (2016), unos 371,299 docentes están laborando para el Estado. A nivel nacional, un 32.32% lo hace en el Sector Privado. La privatización del trabajo docente es creciente, principalmente en Lima Metropolitana y grandes ciudades. En la Provincia de Lima, los docentes laborando en el Sector Privado crecieron del 57% en el 2008 al 61% en el 2015. Seguramente en este fin de año (2016) la privatización del trabajo docente ciertamente se ha incrementado a un 34 ó 35%, a nivel nacional y  en la provincia de Lima debe estar llegando a representar el 63% (casi las 2/3 partes). Ver Cuadro Nº 1.



3.    CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN MAGISTERIAL.- En los últimos cinco años, se ha dado un incremento de unos 7,237 docentes al año, en el Sector Público. Sin embargo, este crecimiento es decreciente para el Sector Público y creciente para el Sector Privado, en términos absolutos y relativos. Estimamos que la población magisterial del Sector Público será de unos 375,120 (2017) y 379,475 (2018).

4.    DEMANDA DE PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN.-  Del 2013 al 2016, hemos estimado una tasa anual de retiro del 4% de docentes del Sector Público. Esta tasa se incrementó en el 2015, por retiro casi compulsivo de los docentes con “nombramiento interino”; pero, debe mantenerse por el 3.4% al año, en el corto y mediano plazo. En la medida que hay un relativo crecimiento vegetativo de la población magisterial, existen políticas priorizadas (educación inicial, física e inglés), se está dando una mayor retención en Educación Secundaria y Superior No Universitaria (las exigencias “meritocráticas” de estudios) y con retiro de docentes (por límite de edad y otras motivaciones) que deben ser reemplazados,  estimamos que la demanda de nuevos profesionales de la educación debe estar girando en alrededor de unos 15,300 al año en los Sectores Público y Privado. La oferta de nuevos profesionales de la educación no llega a cubrir las necesidades. Por ello –de no mediar nuevas políticas magisteriales- para el 2025 comenzaríamos a sentir el déficit de profesionales de la educación. Y, para inicios de la década del 2030, este déficit podría llegar a los 100 mil docentes.

5.    SITUACIÓN LABORAL.-  En el presente año (2016), un 37.04% de docentes del Sector Público vienen trabajando en situación de contratados. Solamente 62.96% tienen nombramiento, aunque con estabilidad relativa. La tendencia a la desregulación del trabajo (contratos) se profundizó con el Gobierno de Ollanta y con el actual Ministro de Educación, Jaime Saavedra. Los mayores porcentajes de contratados se encuentran en Educación Inicial (55.41%), Educación Secundaria (42.84%), Educación Básica Especial (43.02%) y Educación Básica Alternativa (40.31%). Los mayores porcentajes de docentes nombrados están en Educación Superior No Universitaria. Ver Cuadro Nº 2. Si la tendencia a la desregulación de la fuerza de trabajo no cambia, en unos 10 años, ya no tendríamos docentes con nombramiento y no habría razón para seguir hablando de “carrera pública magisterial”.




6.    IMPACTO EN ALGUNAS ÁREAS CURRICULARES.- La desregularización del trabajo docente se hace sentir más en algunas áreas curriculares. Explicitemos mejor lo que nos dice el Cuadro Nº 3. Veremos para atender a 9,135 Instituciones Educativas de EBR-Secundaria en el área curricular de Inglés apenas tenemos a 2,169 docentes nombrados; y –para igual número de II.EE- a 5,275 Docentes de Educación Física. El caso de Educación Básica Alternativa resulta más escandaloso todavía. En EBA-2016, tenemos 1,339 CEBA a nivel nacional y para la enseñanza de inglés apenas tenemos 29 docentes nombrados y 449 docentes de Educación para el Trabajo.





7.    ESCALA MAGISTERIAL EN EDUCACIÓN BÁSICA.- Viendo los datos del Cuadro Nº 2, vemos que -en el presente año (2016)- laboran en Educación Básica (Inicial, Primaria y Secundaria) en el Sector Público unos 353,873 docentes. De ellos, solamente están nombrados unos 222,275 docentes. Importa señalar que la mayoría de Docentes de Educación Básica -nombrados y dentro de la Carrera Pública Magisterial- se encuentran en las Escalas inferiores: Unos 89,068 en la I Escala; unos 59,424, en la II; y 43,400 en la III. O sea,  un 86.33% se ubican en las tres primeras Escalas. En la VII y VIII Escalas Magisteriales no hay ningún docente. Y  apenas tenemos a unos 7,077 docentes de EBR, EBA y EBE en la V Escala y 1969 en la Escala VI. .Ver Cuadro Nº 4 correspondiente a Docentes nombrados de Educación Básica (EBR, EBA y EBE). El total de docentes ubicados en la V y VI Escalas representan el 4.07% de los Nombrados que laboran en Educación Básica y el 2.44% del total de docentes que laboran en el Sector Público.

Cuadro Nº 4




8.    REMUNERACIÓN DOCENTE.- Un importante logro del Gobierno de Ollanta y del Ministro Jaime Saavedra ciertamente ha sido el incremento de las Remuneraciones de un sector del magisterio en situación de nombramiento. El promedio de los 371,299 docentes que están laborando en el Sector Público actualmente (2016) tienen una Remuneración Bruta de 1,644 soles y de 1,406 de Remuneración Líquida. El promedio de sueldo líquido de un docente nombrado es de 1,560 soles, mientras el contratado obtiene un líquido de 1,179 soles. Ver Cuadro Nº 5. En realidad, el acelerado crecimiento del magisterio contratado permite al Gobierno tener mano de obra-docente barata, mientras puede darse el lujo de incrementar relativamente los sueldos de un decreciente magisterio nombrado.




9.    PODER ADQUISITIVO.- Se puede afirmar que –en relación al poder adquisitivo del magisterio- los docentes nombrados han sido muy favorecidos durante el Gobierno de Ollanta Humala y más específicamente durante la gestión ministerial del economista Jaime Saavedra. Algunos sectores del magisterio nombrado han visto subir su poder de compra hasta en un 25% en el último quinquenio; pero, esto no ha sucedido con el creciente número de docentes contratados. Aún así, podemos aseverar que hasta agosto del 2015, el poder de compra del conjunto del magisterio (considerando solamente su remuneración líquida) subió hasta un 15%. Sin embargo, para este mes de octubre del 2016 había mermado al 8.3%.