domingo, 15 de mayo de 2011

EL GRUPO FUJIMORI Y LOS MAESTROS PERUANOS

El Grupo FUJIMORI intenta recuperar el poder en las próximas elecciones del 05 de junio 2011. Para que esto NO suceda, la comunidad magisterial y nuestros familiares debemos hacer memoria sobre el maltrato remunerativo que tuvo el dictador Fujimori con los docentes, pero también recordar que el magisterio peruano respondió con dignidad a la embestida autoritaria a través de múltiples medidas de fuerza organizadas por el SUTEP.

REMUNERACIONES DOCENTES

1. Al inicio del primer Gobierno aprista (julio 1985), el promedio de docentes tuvo una remuneración líquida de 1’050,200 soles. Pero, en ese período, los millones de soles no valían nada y, por ello, se cambió la moneda al “Inti”. Al finalizar el primer Gobierno aprista (julio 2000), el promedio salarial de los maestros/as fue de 19’272,745.30 Intis. A pesar de los fajos de billetes que recibía un docente, en el primer Gobierno aprista (1985-1990), el poder adquisitivo del promedio de los docentes cayó en 15.8%. Los maestros se hicieron más pobres. Lo mismo está sucediendo durante el segundo Gobierno aprista (2006-2011): ¡el poder adquisitivo del promedio de los docentes está cayendo en alrededor del 10%! Tanto en el primero, como en el segundo Gobierno aprista, los docentes fueron condenados a mayor pobreza.

2. Cuando en julio de 1990, el Presidente Alan García entregó la banda presidencial al Grupo FUJIMORI –como lo quiere hacer también ahora- el promedio de los docentes tenía que llevar mensualmente una carretilla para recibir sus 19’272,745 Intis que no tenían mayor valor. En la medida que la moneda “Inti” no tenía mayor valor, Fujimori estableció como nueva moneda peruana al “nuevo sol”.

3. Recordemos el FUJISHOCK de 1990 como respuesta a la crisis que dejó el primer Gobierno aprista. En el caso de los salarios magisteriales, el FUJISHOCK tuvo una doble repercusión: (a) Los maestros ya no tuvieron que ir a cobrar su sueldo con carretilla, pues se les comenzó a pagar en nuevos soles y (b) Con los 79 nuevos soles que recibieron el promedio de docentes también tuvieron que ir con una canasta chiquita al mercado, ya que perdieron un 73% de su capacidad de compra.

4. Como hemos dicho, el primer Gobierno aprista empobreció al magisterio peruano. El FUJISHOCK lo hundió más. Para julio de 1991, el promedio de maestros sólo podía comprar el 26.92% de lo que adquiría en julio de 1990 cuando entró al poder el grupo FUJIMORI (Ver Cuadro Nº 1 y Gráfico Nº 1).

Cuadro Nº 1


Gráfico Nº 1 
5. Como sabemos el Grupo Fujimori-Montesinos estuvo en el poder hasta noviembre del año 2000. En esta fecha, desde Japón, el “valiente” dictador envió por FAX su renuncia a la Presidencia de la República del Perú. Los crímenes de lesa humanidad y la corrupción habían quedado al descubierto y miles de ciudadanos salimos a las calles exigiendo su renuncia. El dictador fue condenado y está en prisión, pero el grupo Fujimori-Montesinos quiere retornar al poder en las próximas elecciones de segunda vuelta.

6. Después del FUJISHOCK y hasta noviembre del año 2000 hubo aumentos salariales al magisterio que mejoraron relativamente su poder adquisitivo. Sin embargo, con mirada histórica uno puede afirmar categóricamente que durante el Régimen fujimorista el promedio del magisterio perdió un 52.9% su capacidad de compra. Es decir –para noviembre del 2000- los docentes solamente podían comprar el 47.10% de lo que adquirían en julio de 1990.


NUEVOS MAESTROS

7. Importa recordar algunos hechos que el Grupo Fujimori-Montesinos realizó en relación al magisterio peruano:
  • Estableció “estímulos” para el retiro docente. Esto permitió una gran renovación generacional, así como la salida de experimentados luchadores magisteriales de las décadas de 1970 y 1980; 
  • Detuvo la aplicación de la Ley de Carrera Pública de entonces (Ley del Profesorado). Desde 1991, se prohibieron los ascensos de Nivel Magisterial; 
  • Se hicieron cambios en los programas curriculares de formación magisterial, para “despolitizarlos”, centrando la preparación docente en lo técnico-pedagógico; 
  • Se cerró el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo de la Educación (INIDE), marginándose el desarrollo científico-tecnológico en el Sector y propiciando que fuesen terceros (“entes ejecutores” particulares) quienes se responsabilizasen de la capacitación docente; 
  • Se dieron facilidades para la privatización de la educación, por ejemplo mediante la Ley 26549 (enero 1995). Ésta fue aprobada en 1995, cuando Martha Chávez era Presidenta del Congreso de la República. La privatización de la educación trajo –entre otros- dos impactos importantes en el magisterio peruano: (a) Crecieron -sin control ni calidad- los institutos particulares de formación magisterial (ISPP) y; (b) La demanda de trabajo precarizado docente se intensificó en el Sector privado.
8. Es interesante analizar la situación de los miles de maestros/as que ingresaron a trabajar en el decenio del 90. Ellos tienen una peculiar experiencia de vida:
  • Como hemos dicho –después del FUJISHOCK- hubieron varios aumentos de salarios, pero que no llegaron a recuperar el poder adquisitivo de julio de 1990. Sin embargo, la sensación de los recién ingresantes era otra. Por ejemplo, alguien que comenzó a trabajar -como docente del sector público- en 1992, con una remuneración de 167.09 nuevos soles, este docente para julio de 1995 estaba con unos 421.98 nuevos soles y su poder adquisitivo era objetivamente mejor. 
  • El magisterio fue satanizado en este período. Como hemos dicho, el grupo fujimorista asumía que “ser docente” = “ser sutepista” = “ser de izquierda” = “ser terruco”. A los docentes del sector privado se les prohibió la sindicalización y a los del sector público se relativizó su accionar. Los jóvenes maestros se encontraron en un contexto peculiar. 
  • Pero también -en este período- se fueron incubando las expectativas consumistas del modelo neoliberal. El magisterio –principalmente el más joven- comenzó a sentir demandas de mayor ingreso. Por ello, la huelga del 2003 se dio fundamentalmente no porque el magisterio se estaba pauperizando, sino porque quería ganar más, para consumir más.

RESPUESTA MAGISTERIAL

9. Durante el régimen fujimorista-montenisinista, el SUTEP ejecutó a nivel nacional: 1 huelga general indefinida (8 de mayo al 23 de septiembre 1991) y 28 paros (de los cuales, dos fueron de brazos caídos). Las medidas de fuerza, en el mayoría de los casos, fueron acatadas por no menos de las 2/3 partes del magisterio nacional (ver Cuadro Nº 2).

Cuadro Nº 2

10. A partir de 1977, el acatamiento fue mucho más amplio y casi siempre tuvo un carácter político y reivindicativo. El SUTEP ha sido una de las organizaciones sindicales que perduró a la embestida antisindical del régimen fujimorista. Un indicador de esto es que la vice presidencia de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) pasó a estar en manos de algún docente en los últimos 20 años.

11. Hay que destacar que los intentos de municipalización privatizadora de la educación básica tuvieron en el SUTEP una muralla de contención. De igual manera, los maestros organizados han sido uno de los contingentes de primera línea que permitió la caída de la dictadura fujimontesinista.


LECCIONES APRENDIDAS

12. Los docentes –en carne propia- han sentido que el Grupo FUJIMORI en el gobierno solamente les ha traído mayor pauperización.

13. Los docentes –por experiencia directa- saben que la formación profesional y en servicio fue entregada a particulares. Esta medida hizo decaer la calidad en la formación magisterial y después el sistema echó la culpa a los maestros/as de esta realidad generada por las políticas neoliberales del Grupo FUJIMORI.

14. Los docentes del sector privado saben que –desde el gobierno del Grupo FUJIMORI- se les prohibió formar sindicatos. Hasta ahora, las instituciones educativas privadas hacen lo que quieren con los docentes que laboran en su sector.

15. Los docentes del sector público saben que la Ley de Carrera Pública vigente durante el Gobierno del Grupo FUJIMORI (la Ley del Profesorado, todavía vigente) no se concretizó. En 1991 se suspendió su aplicación. Los voceros neoliberales engañan a la comunidad educativa, señalando que la Carrera Pública Magisterial recién ha comenzado con la nueva Ley de Carrera Pública magisterial (1).

16. Los maestros, tienen una experiencia histórica acumulada de haber sufrido los ataques del Grupo FUJIMORI. El magisterio fue satanizado.

17. El magisterio nacional sabe que la calidad educativa decayó durante el régimen fujimorista y que varios personajes de la década del 90 nuevamente están presentes ahora. Por ejemplo, uno de los voceros del Grupo FUJIMORI 2011 –el abogado Jorge Alfredo Trelles Montero- fue Ministro de Educación durante el Gobierno del presidente que se encuentra condenado por crímenes de lesa humanidad y corrupción

18. El magisterio sabe que la pésima calidad educativa en el Perú fue expuesta por organismos internacionales. Sin embargo, el Grupo FUJIMORI prohibió la publicación y difusión en el país de los informes internacionales que develaban la crisis de la educación nacional. Posteriormente, se echaría la culpa al magisterio de esta situación de crisis.

19. Los maestros tienen conciencia que cuando las papas quemaban en el país, los docentes hemos sido un contingente de la sociedad civil que luchamos contra la mafia fujimorista que hoy intenta recuperar el gobierno. Existe una vivencia histórica acumulada de un magisterio peruano digno que sabe a quién defiende y a quiénes representa el grupo FUJIMORI 1990-2000 y 2011.

_________

(1) Un militar está “en carrera” en la medida que tiene posibilidad de ascender (teniente, coronel, general, etc.) ; por ello, nadie podría decir, que si sale una nueva ley para regular los ascensos militares, recién se está inventando la “carrera militar”. Algo similar sucede con la Carrera Pública Magisterial que está reconocida desde el Gobierno de Ramón Castilla, con leyes cambiantes que la han ido regulando.

3 comentarios:

  1. Dices: "Estableció “estímulos” para el retiro docente. Esto permitió una gran renovación generacional, así como la salida de experimentados luchadores magisteriales de las décadas de 1970 y 1980;", es que acaso la renovacion generacional no es saludable????, ademas se necesitan maestros no luchadores magisteriales, de que hablamos??? botaron a mis profesores de la decada del 80???? que bien !!!!! eran los que hicieron que mi generacion tuviera la mas pauperrima educacion... de que estamos hablando??

    ResponderEliminar
  2. El magisterio en su conjunto debe realizar una cruzada nacional en defensa del estado de derecho y en contra de la banda corrupta y asesina de Keiko Fujimori. La dignidad nuestra es propagandizar todo lo malo que se portaron con la educación y con el pueblo, ya que los recursos nuestros pasaban al SIN para asesinar hemanos perunanos. ¡No al regreso de Fujimori!

    ResponderEliminar
  3. Se nota la diferencia.
    Revolución educativa: Ollanta propone dar prioridad a la educación pública de calidad, asignado el 6% del PBI, salud para todos, nutrición infantil, desayuno y almuerzos para los alumnos, becas a los mejores alumnos de 18 años, etc. Carrera Pública Magisterial consensuada con derechos y estabilidad laboral, respeto a las organizaciones gremiales, aumento de sueldos y pensiones. Acceso a la Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC). Convertir a la educación en política de Estado con Proyecto Educativo ligado al desarrollo nacional. Fomentar la investigación ciencia y tecnología, que asegure el desarrollo sostenido del país evitando la pérdida de cerebros humanos ya sea por falta de apoyo y de oportunidades, etc.
    Keiko Fujimori sólo asegura profundizar la reforma educativa que su padre lo inició, es decir, más privatización de la educación, profundización del proyecto de municipalización educativa e implementación de la CPM 29062, eliminación de las pensiones y aumento bajo la consigna “mejores maestros mejores sueldos”, satanización, persecución, asesinato a los dirigentes y destrucción de los gremios.

    ResponderEliminar