domingo, 8 de septiembre de 2013

BALANCE DE LA EDUCACIÓN PERUANA: SOBRE SU FINALIDAD (2)


BALANCE DE LA EDUCACIÓN PERUANA:
SOBRE SU FINALIDAD (2)

Debo partir señalando que asumo la finalidad educativa (1), no como metas u objetivos del mismo sistema educativo, sino como la orientación hacia donde se busca arribar, inclusive al conseguir metas u objetivos establecidos.

La finalidad educativa debe señalar y ser coherente al rumbo de modelo de vida humana, de sociedad y de país que queremos construir, también con la práctica educativa. Convencionalmente podríamos decir que las metas u objetivos educacionales son resultados (ad intra) que se buscan conseguir “dentro” de un sistema educacional, mientras que la finalidad o fines específicos de la educación establecen la orientación (ad extra) que da sentido al mismo sistema educativo.

 
Dentro de este ¿No hay una finalidad explícita en los cambios que se vienen dando en la educación peruana durante el actual Gobierno de Ollanta Humala? ¿Existe esta finalidad pero ella se postula como un simple enunciado formal? ¿Una finalidad como sinónimo de “objetivos estratégicos” o como “logros finales de aprendizaje”? ¿Un enfoque tautológico de la finalidad educativa, en la medida que no se precisa la misma orientación de los objetivos y logros? ¿Acaso no se pueden conseguir objetivos estratégicos de la educación y llegar a logros de aprendizaje dentro de una implícita orientación de coadyuvar a la manutención mejorada del modelo de sociedad?

DESDE ALGUNAS EXPERIENCIAS

Hace más de 40 años (21-03-1972), en el Perú, se promulgó el D.L. 19326 o Ley de Reforma Educativa. Dentro de un contexto más amplio de cambio, en esta Ley se estableció que:
“La educación peruana contribuirá a formar a las personas que integran la comunidad nacional para los siguientes fines específicos:
a)    El trabajo adecuado al desarrollo integral del país;
b)    El cambio estructural y el perfeccionamiento permanente de la sociedad peruana; y
c)    La autoafirmación y la independencia del Perú dentro de la comunidad internacional” (Art. 7°).

En este caso, el señalamiento de fines específicos no fue un mero enunciado formal. Cada uno de ellos determinó crear o profundizar programas, proyectos o acciones que permitiesen concretizarlos (2). Por ejemplo, para cumplir con la formación para el trabajo: se creó la Educación Básica Laboral y la modalidad de Calificación Profesional Extraordinaria, se pusieron en marcha las ESEPs, los centros de trabajo debieron organizar Unidades de Instrucción, el Programa de Alfabetización (ALFIN) iba más allá de simple saber leer y escribir grafos, sino que preparaba a los adultos para leer y transformar la realidad, etc. En otras palabras, no se trataba de contribuir genéricamente a la formación de la personas (logros de aprendizaje), sino que ellos se orientasen hacia una finalidad superior. Los teóricos y actores de la reforma velasquista no cayeron en una visión tautológica de la práctica social que llamamos educación.

En Estados Unidos, en 1983, la National Commission on Excellence in Education elaboró un Informe (3) que demandaba una “reforma de la educación” pues existía: “Una Nación en peligro” (A Nation at Risk). Es decir, los problemas de la educación norteamericana no se buscaban enfrentar “per se”, sino en la medida que los magros logros de aprendizaje ponían en riesgo “su liderazgo económico, científico y tecnológico” (4).

Tener claridad en la finalidad y en los fines específicos de nuestra educación, pero fundamentalmente operativizar esta orientación, resulta de vital importancia. Si no hacemos esto, inclusive podemos usar nuevas vocablos “pedagógicos” que lo único que hacen es traducir dentro del sistema educativo, la finalidad implícita (exógena al sistema educativo)  hacia donde queremos orientar a los educandos. Al respecto, recordemos lo que nos dice José Gimeno Sacristán, a propósito del uso  del vocablo “competencia” en educación:
“Las competencias… son formulaciones que pretenden construirse en una especie de narrativa de emergencia para salvar la insuficiencia e inadecuada respuesta que los sistemas escolares están dando a las necesidades del desarrollo económico, para controlar la eficiencia de los cada vez más costosos sistemas escolares…” (5)

En resumen, todo sistema educativo debe explicitar los fines hacia donde se orienta, para, actuar en consecuencia en el conjunto del sistema y en cada uno de sus programas, proyectos o acciones. No basta tener objetivos o metas como sistema, sino establecer el para qué del mismo sistema y subsistemas.


MI META ES LLEGAR A CHICLAYO, PERO ¿PARA QUÉ?

La Constitución del Perú señala expresamente que “La educación tiene como finalidad el desarrollo integral de la persona humana” (Art. 13º). Si esto se considerase con historicidad, toda la práctica educativa debería orientarse a mejorar la condición humana en todas sus dimensiones. Las tesis de una “Pedagogía Cognitiva” que tiñe el quehacer educativo actual del país deberían ser cuestionadas por reduccionistas. El cierre de campo curricular (“moratoria curricular” le llaman algunos) que solamente considera “comprensión lectora” y “matemática” (ver las Evaluaciones Censales de Estudiantes en los últimos años) está muy lejos de una formación que busca “el desarrollo integral” de todos los peruanos y peruanas. Casi nadie habla hoy en día de una “formación integral”.

La vigente Ley General de Educación precisa en su Artículo 9º:
“Son fines de la educación peruana:
a)    Formar personas capaces de lograr su realización ética, intelectual, artística, cultural, afectiva, física, espiritual y religiosa, promoviendo la consolidación de su identidad y autoestima y su integración adecuada y crítica a la sociedad para el ejercicio de su ciudadanía, en armonía con su entorno, así como el desarrollo de sus capacidades y habilidades para vincular su vida con el mundo del trabajo y para afrontar los incesantes cambios en la sociedad y el conocimiento.
b)    Contribuir a formar una sociedad democrática, solidaria, justa, inclusiva, próspera, tolerante y forjadora de una cultura de paz que afirme la identidad nacional sustentada en la diversidad cultural, étnica y lingüística, supere la pobreza e impulse el desarrollo sostenible del país y fomente la integración latinoamericana teniendo en cuenta los retos de un mundo globalizado” (6)

El “Proyecto Educativo Nacional al 2021”, aprobado en el 2007, tradujo los fines de la educación señalando que la educación debería considerarse como fin y como medio del desarrollo humano. Operacionalmente, estableció seis ·objetivos estratégicos, en los cuales los fines de la educación -establecidos en la Constitución y en la misma Ley General de Educación- fueron perdiendo peso, sin traducirse en la necesaria orientación que necesita la educación peruana.

El mismo “Plan Bicentenario. El Perú hacia el 2021” aprobado por el presente Gobierno, al referirse a educación establece once lineamientos de política (7). Todos ellos se refieren al mejoramiento funcional del sistema educativo, sin señalar la orientación hacia donde debe orientarse

Los amigos del Ministerio de Educación están –de veras- realizando muchos esfuerzos. Tienen, por ejemplo, movilizado al magisterio en relación a que pongan en marcha unas “Rutas de aprendizaje”. El objetivo central está en que el máximo de nuestros educandos mejoren en su capacidad de comprensión lectora y en matemática (aunque últimamente se comienza a hablar de mejorar también en ciudadanía). Nadie puede oponerse al logro de estas metas  y objetivos; pero ellos son componentes del mismo sistema educativo. Tengo dudas que avancen mucho y con celeridad, aplicando esta estrategia; pero aunque lo lograsen la pregunta perdura: ¿Cuál la finalidad de tener estos logros?

Supongamos que me pongo la meta de llegar a Chiclayo; pero, si no tengo claro el para qué quiero a ir a esa norteña ciudad, mis esfuerzos y la inversión que hice no tienen los resultados finales que buscaba conseguir con el viaje.

Muchos estamos de acuerdo, por ejemplo, en tener una población altamente calificada (competitiva, dicen algunos) e innovadora-creativa. Si -desde Educación Inicial- solamente se llevase en serio esta orientación, tendrían que darse muchos cambios, en el currículo, en la formación magisterial, en la infraestructura escolar, en los materiales didácticos, etc.. La orientación en y para el trabajo, así como para la formación de una cultura investigativa tendría que ser componente central de una real reforma educativa.

Formalmente hay reconocidos e interesantes fines educativos; sin embargo, estoy percibiendo que los procesos concretos no están hilvanados a esos fines. Se podría mejorar el sistema educativo, pero sin alterar sustantivamente el modelo de sociedad que tenemos.
……………….

(1)   Una finalidad (general) puede desagregarse en fines específicos, como se hizo en la Ley de Reforma Magisterial en 1972.
(2)   Ver MINISTERIO DE EDUCACIÓN – COMISIÓN DE REFORMA DE LA EDUCACIÓN. Reforma de la Educación Peruana. Informe general. Lima, MRD, 1970, p. 47ss
(3)   THE NATIONAL COMMISSION ON EXCELLENCE IN EDUCATION. A Nation at Risk: The Imperative for Educational Reform. Washington, Secretary of Education – United States Departament of Education,1983.
(4)   El ejemplo que colocamos no significa que estemos de acuerdo con las derivaciones del Informe: Una educación orientada hacia el control, la privatización, la competitividad, libertad de elección de los consumidores, focalización del currículo en contenidos básicos, etc. Lo que destacamos es que se buscaba ajustar –de manera operativa- el sistema educativo norteamericano a los objetivos nacionales de ese país.
(5)   GIMENO SACRISTÁN, José. Diez tesis sobre la aparente utilidad de las competencias en educación. En GIMENO SACRISTÁN, José: “Educar por competencias, ¿qué hay de nuevo?”, Madrid. Edit. Morata, p. 16.
(6)   Ley 28044, Ley General de Educación, julio 2003.
(7)   Decreto Supremo Nº 059-2011-PCM, p. 92-93.

9 comentarios:

  1. lo mas bravo del asunto de las rutas de aprendizaje es que la mayoría de los colegas, no lo están viendo como estrategias sino mas bien como algo que se debe cumplir a rajatabla, el gran problema de la mayoría de los colegas, no quiero decir ni maestros ni profesores por que a veces me amargan por que no leen,no analizan,no interpretan, al final no se dan cuenta de nada,por ejemplo: los indicadores que están en estas rutas en algunos caso nos hacer aparecer como si no hubiéramos hecho nunca nada :revisa el escrito que ha dictado (comunicación),construcción del significado y uso de las operaciones en situaciones problemáticas referidas a agregar,quitar y juntar(matemáticas)defiende a sus amigos mas pequeños cuando están siendo molestados o agredidos?por favor no estamos iniciándonos, ni siquiera para los que recién se inician serian validos estos llamados indicadores, solamente están sirviendo para confundir al magisterio por que no saben si seguir o no utilizando el DCN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TIENES MUCHA RAZON, BUEN COMENTARIO

      Eliminar
  2. lo mas bravo del asunto de las rutas de aprendizaje es que la mayoría de los colegas, no lo están viendo como estrategias sino mas bien como algo que se debe cumplir a rajatabla, el gran problema de la mayoría de los colegas, no quiero decir ni maestros ni profesores por que a veces me amargan por que no leen,no analizan,no interpretan, al final no se dan cuenta de nada,por ejemplo: los indicadores que están en estas rutas en algunos caso nos hacer aparecer como si no hubiéramos hecho nunca nada :revisa el escrito que ha dictado (comunicación),construcción del significado y uso de las operaciones en situaciones problemáticas referidas a agregar,quitar y juntar(matemáticas)defiende a sus amigos mas pequeños cuando están siendo molestados o agredidos?por favor no estamos iniciándonos, ni siquiera para los que recién se inician serian validos estos llamados indicadores, solamente están sirviendo para confundir al magisterio por que no saben si seguir o no utilizando el DCN.

    ResponderEliminar
  3. Interesante artículo,
    Según la Ley de Reforma Educativa.que se promulgó hace más de 40 años (21-03-1972), en el Perú.
    “La educación peruana contribuirá a formar a las personas que integran la comunidad nacional para los siguientes fines específicos:
    a) El trabajo adecuado al desarrollo integral del país;
    b) El cambio estructural y el perfeccionamiento permanente de la sociedad peruana;y
    c) La autoafirmación y la independencia del Perú dentro de la comunidad internacional” (Art. 7°).

    En este caso estaban más estructurados los programas, proyectos y acciones que querían mejorara estos fines, entonces por qué cambiar. Entiendo que en una sociedad siempre se busca evolucionar y no quedarse con lo mismo, pero si este cambio va a ser para mal…
    En la vidente Ley General de Educación hay dos fines de la educación peruana, a mi parecer son mucho palabreo pero si ello lo han promulgado entonces creo que se deberían hacer bien las cosas, formulando programas y proyectos que cumplan dichas finalidades. Tan solo con mejorar la comprensión lectora y matemáticas no va a lograr llegar a dichos fines, puede contribuir en algo pero no llegará a la finalidad propuesta.
    Para lograr los fines de la educación deben centrarse primeramente en el cambio curricular, en la formación de docentes, en los materiales educativos, la infraestructura escolar. Si todo esto no muestra buenas condiciones no entiendo a dónde se busca llegar, podrán formular miles de finalidades hacia una buena educación pero si no se siguen los debidos caminos para dicha finalidad, no servirá de nada.Ahora tampoco esperemos sentados a que el gobierno en turno subsane los errores que comete, nosotros también como docentes, alumnos podemos hacer mucho por la educación si nos lo proponemos.

    ResponderEliminar
  4. Un artículo muy interesante
    Acerca de la finalidad de la educación peruana, que tantas veces ha sido tratada, pero parece solo quedarse en palabras y papeles firmados y no se ejecutan.
    La finalidad de la educación peruana como dice: “La educación peruana contribuirá a formar a las personas que integran la comunidad nacional para los siguientes fines específicos:
    a) El trabajo adecuado al desarrollo integral del país;
    b) El cambio estructural y el perfeccionamiento permanente de la sociedad peruana; y
    c) La autoafirmación y la independencia del Perú dentro de la comunidad internacional” (Art. 7°).

    Todas estas palabras suena muy bonito, pero cuando se va ejecutar si sabemos que cada vez que hay un cambio de gobierno cada uno entra con un nuevo plan de gobierno y desbaratan el que los precedió sin que este haya cumplido su objetivo, viendo bien la realidad para realizar una reforma educativa se necesita de un arduo trabajo que puede llevar años realizarlo pero lo mas importante es que se lleve acabo por personas que realmente quieran contribuir al país y no por quienes piensan llenarse los bolsillos de dinero. Hoy en la actualidad con el nuevo gobierno de Ollanta Humala en que ha cambiado la educación, se pueden realizar muchos programas educativos, revisar la ley general de educación pero si estos no se ejecutan y solo se quedan en un papel .Por muy bueno que sea un programa educativo si no se ajusta a la realidad que vivimos y sentimos los alumnos y docentes como colegios con infraestructura deficientes, materiales educativos desfasados ahora que se habla que debemos estar a la vanguardia con la tecnología lo del aula de innovación tecnológica a la cual un docente debería entrar por lo menos una vez a la semana se han puesto verdaderamente a analizar la realidad de los colegios mas pobres y olvidados del país donde no hay computadoras y los niños estudian en condiciones infrahumanas no deberíamos solucionar los problemas que presentan primero la instituciones educativas par ello debemos empezar primero por mejorar el presupuesto que se designa al sector educación que debería ser lo primordial par cada gobierno porque creo que todos sabemos que un país sin educación nunca prosperara por mucho que sus exportaciones aumenten.
    Par lograr los fines de la educación nos debemos centrar en un cambio en el sector educativo, en la formación de los docentes, las campañas de capacitación que se realizan, mejorar el material educativo que se brinda a los alumnos, la infraestructura escolar. Se tendrán muchos objetivos para tener una mejor calidad educativa pero si no empezamos por solucionar primero los problemas que se llevan arrastrando desde años atrás. Tampoco vamos a culpar o esperar que el gobierno de turno solucione al infinidad de problemas que se presentan en al educación en solo cinco años que le toca todos los partidos políticos que existen deberían ponerse una solo camiseta par dejar de la lado las rencillas políticas y luchar todos por un solo objetivo que el de brindar la mejor educación posible a nuestros alumnos sin olvidar que debemos poner por encima la transmisión de valores que deben ir al par con los conocimientos que se la imparten. Nosotros como docentes con ayuda de nuestros alumnos podemos empezar a cambiar la educación si nos lo proponemos.

    ResponderEliminar
  5. Milagros Aguirre Campos15 de septiembre de 2013, 21:40

    Siempre la educación ha sido un factor irrelevante en nuestra sociedad, puesto que los ciudadanos y el Estado no brindan la suficiente importancia a esta.Por ello, existe una falta de conciencia crítica al momento de elegir un representante.Además, la educación no es un ámbito de la vida sino que la vida es educación y por tal educación es política.Siempre suele decirse:"El país tiene el representante que se merece" pura hipocrecia,además se escoge representantes que solo se llenan los bolsillos y no hacen nada por la educación.

    Este problema acerca de la educacion tiene muchas causas económicas y sociales. La primera se debe a que muchos niños no tienen oportunidad de estudiar o estudian en condiciones de desventaja. La pobreza educativa ha tocado fondo. Solo en el aspecto de infraestructura hay un aproximado de 80 mil aulas en mal estado y unos 600 mil alumnos en grave peligro físico; por ello, se dice que las condiciones económicas son dominantes. La segunda es que los estudiantes no estan aprendiendo las habilidades básicas necesarias para desenvolverse socialmente, lo que afecta nuestro potencial como país. No estamos formando ciudadanos. Esto cobra particular importancia por el resquebrajamiento del sentido de ética pública y por la necesidad de moralizar y hacer más eficiente el sector.

    En conclusión, en la actualidad, en el Perú existe una educación basada en su ineficacia,a veces sentimos que crece,pero a veces retrocede.Sin embargo, no se preocupan de formar parte,de manera eficiente, de un sistema político-educativo. La solución, para este problema, es unirnos y reclamar nuestros derechos para tener una adecuada educación no solo en el ámbito académico sino político,cultural,etc,para que así el Perú pueda ser por lo menos mencionado como un país avanzado y deje de lado las críticas que a veces recibimos por parte de otros países.

    ResponderEliminar
  6. Se conoce claramente la realidad educativa y también el esfuerzo de realizar los cambios en el sector ,sin embargo no vamos por buen camino.
    El cambio en el sector EDUCATIVO tiene que ser total ,hasta ahora el sistema no ha tenido un cambio total, los disque especialistas y profesionales desde hace más de veinte, quince ,diez años ,se encuentran en el sector esperando fin de mes y cobrar el sueldo correspondiente a "su trabajo"....EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN PARA EMPEZAR NO TIENE A UN MAESTRO(A)CONOCEDOR(A) DE LA REALIDAD EDUCATIVA DEL PAÍS COMO MINISTRO(A),ES UNA LASTIMA QUE SE PREFIERA A GENTE QUE LAMENTABLEMENTE NUNCA A PISADO UN COLEGIO,A INTERACTUADO CON LOS ALUMNOS SEA MINISTRO DE EDUCACIÓN..¿QUÉ ESTÁ PASANDO?...HAY QUE PREOCUPARSE POR LAS ASIGNATURAS DESAPARECIDAS IMPORTANTÍSIMAS EN LA FORMACIÓN DEL ALUMNO:CÍVICA,PSICOLOGÍA,FILOSOFÍA...NO HAY PSICOLOGOS EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS NACIONALES....TODO EL MUNDO SE PREOCUPA POR LA CALIDAD DEL MATERIAL CON QUE SE HAN HECHO LOS COLEGIOS EMBLEMÁTICOS ,CUANDO SOLO ES MÁSCARA PORQUE DESPUÉS TODO ES IGUAL...MAESTROS QUE NISIQUIERA ENTRAN A SUS AULAS QUE SOLO LLEGAN A FIRMAR QUE HAN PERDIDO LA VOLUNTAD DE ENSEÑAR PORQUE ESPERAN UN MEJOR SUELDO... A LOS PROFESIONALES DEL SECTOR NO SOLAMENTE LOS CONVOQUEN PARA SABER SI SABEN SU ÁREA SINO PIDAN SUS OPINIONES RESPECTO A LOS CAMBIOS SOLICITEN LA AYUDA DE LOS MAESTROS Y QUE ESTOS SEAN PROFESIONALES IDÓNEOS PREPARADOS Y CONOCEDORES DE LA REALIDAD EDUCATIVA.ADEMÁS DE ELLO BRINDAR AL DOCENTE CAPACITACIONES GRATUITAS ,ENSEÑANZA DE LENGUAS ABORÍGENES GRATUITAS PUES MUCHOS DOCENTES TRABAJAN EN DIFERENTES LUGARES DEL PERÚ Y NO PUEDEN BRINDAR EL CONOCIMIENTO PUES SUS ALUMNOS NO CONOCEN LA LENGUA CASTELLANA;ADEMÁS TODO MAESTRO TIENE QUE LOGRAR IMPARTIR CONOCIMIENTO A NIÑOS,JÓVENES INCLUIDOS Y NO SÓLO ESPERAR A LA PROFESORA DE EDUCACIÓN UNA VEZ POR SEMANA PARA QUE ELLA SEA LA ÚNICA QUE PUEDA APOYAR AL ALUMNO.ESTAMOS EN UN PAÍS EN EL QUE LAMENTEABLEMENTE EXISTEN DESIGUALDADES ASÍ QUERAMOS TAPAR EL SOL CON UN DEDO ,SE QUIERE CAMBIAR ,PERO SOLO SE QUIERE.NO SOLO BASTA QUERER ,SE TIENE QUE HACER Y PARA ELLO SE NECESITA PROFESIONALES COMPROMETIDOS...LOGREMOS EL CAMBIO,PERO NO SOLO EL CASACARON PUES TENEMOS QUE LLEGAR A LA YEMA Y PARA ELLO NECESITAMOS DE TODOS!

    ResponderEliminar